LAS ARENAS DEL ALMA


«Yo sé que estas en crisis, me lo dicen tus ojos». Con estas sencillas palabras pertenecientes a una vieja canción, el autor nos lleva a recorrer el desierto de las pruebas a través del capítulo 22 del libro de Génesis. Básicamente está dedicado a todos aquellos que han transitado por los desiertos personales, ministeriales o espirituales, preguntándose en muchas ocasiones en qué fallaron para encontrarse caminando en medio de un páramo desolador. Esta obra recorre los huecos del alma y, sorpresivamente, logra conducir al lector hacia una ovación celestial. Las Arenas del Alma, paradójicamente logrará que dibujes una sonrisa y te consideres amigo de Dios, aun en medio de la crisis.